Panteísmo

El panteísmo es una concepción del mundo y una doctrina filosófica según la cual el universo, la naturaleza y la deidad que llaman Dios son equivalentes.1​ El panteísmo no estipula a un ente como Dios, sino que La ley natural, la existencia y el universo (la suma de todo lo que fue, es y será) se representa por medio del concepto teológico de lo que las religiones llaman «Dios».

La palabra está compuesta del término griego πᾶν (pan), ‘todo’, y θεός (theos), ‘Dios’.1​ La primera vez que el término aparece en latín es en la obra de 1697 escrita por Joseph Raphson titulada De Spatio Reali seu Ente Infinito.

Algunos pensadores han considerado panteísta el trasfondo de los politeísmos.2​ La visión panteísta, si es admitida, aporta un nexo entre diferentes religiones, en especial las no creacionistas.

De manera general, el panteísmo puede ser considerado como una ideología filosófica o como una concepción del mundo. En el teísmo se enfrentan dos términos: «dios» y «mundo». El panteísmo procede a identificarlos; el resultado ha de ser un monismo, que puede adoptar diversas caracterizaciones.

El panteísmo puede mostrar variantes. Por un lado, puede considerar a la realidad divina como la única realidad verdadera y a ella se reduce el mundo; en este caso, el mundo es concebido como proceso, emanación, desarrollo o manifestación de Dios; declaradamente una «teofanía». Por otro lado, la naturaleza puede ser concebida como la única realidad verdadera; a esa realidad se reduce Dios, que suele ser concebido entonces como la unidad del mundo, como una especie de principio orgánico de la naturaleza, o también, como autoconciencia del universo; esta forma de panteísmo recibe la denominación de «panteísmo ateo» o «panteísmo naturalista».

En ambas variantes, no hay ninguna realidad trascendente. Todo lo que existe es inmanente y la divinidad es entendida más bien como «principio del mundo».

Acerca de DAVID PRETEL

David Pretel: Licenciado en teología y ciencias religiosas. Docente, conferencista y escritor. Formado en la sabiduría ancestral hebrea (cabala). Llevo al rededor de 12 años compartiendo la sabiduría ancestral, recopilando información de textos sagrados de diferentes culturas; las cuales convergen en un mismo punto: !AMOR Y OTORGAMIENTO! dos conceptos mal comprendidos por las entidades religiosas, pero muy bien explicado por grandes sabios como Jesús, buda, laot se etc. En la medida que fui profundizando en las enseñanzas de estos grandes maestros, pude interiorizar todo el conocimiento hasta llegar a encontrar a mi propio maestro que me guía y revela las cosas necesarias para este viaje llamado vida. Mi deseo es poder contribuir de una manera clara y sencilla, al despertar de la conciencia de aquellas personas que así lo creen conveniente, ya que este despertar es algo individual. La religión enseña que debemos esperar que venga el salvador: la espiritualidad enseña que debemos despertar nuestro salvador en el interior de cada uno de nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *